El Cabildo de Lanzarote contrata la elaboración del Plan de Acción Climática de Lanzarote y La Graciosa

 

La isla de Lanzarote y La Graciosa, y el planeta en su conjunto, enfrentan un gran reto: una crisis climática que afecta a toda la Humanidad. Y, según las evidencias científicas y el compromiso moral por la conservación de la vida en el planeta, así como por el futuro de las próximas generaciones, la única respuesta viable es la acción climática decidida. Esta debe orientarse a que, para 2100, la temperatura media del planeta no aumente más de 2 ºC respecto a los niveles preindustriales, manteniendo el incremento lo más cerca posible de 1,5 ºC.

“Lanzarote es un territorio especialmente vulnerable y, por tanto, debemos responder eficazmente a estos retos, y afrontar la crisis climática requiere una cultura de prevención en la que participe toda la sociedad, presente en todas las esferas de actividad pública y privada. Esta nueva cultura también debe ser comprendida y adoptada específicamente por el sector turístico y todos sus agentes, salvaguardando nuestros distintivos de Reserva de la Biosfera, Geoparque, y con especial protección sobre su territorio”, expresó el presidente del Cabildo.

Oswaldo Betancort, acompañado por el consejero delegado de SPEL-Turismo Lanzarote, Héctor Fernández, remarcó que “el turismo que se busca es competitivo y resiliente, con una mayor capacidad para impulsar la economía de Lanzarote y generar riqueza y empleo”. “Además, este turismo debe estar comprometido con la neutralidad climática, un requisito ético y moral, así como una demanda creciente de los visitantes, cada vez más comprometidos con esta causa. Sin sostenibilidad, no habrá turistas”, aseveró el presidente.

“Por lo tanto, en Lanzarote es urgente disponer de una herramienta que coordine y sistematice las acciones del sector público y privado para acelerar la descarbonización del turismo. La vulnerabilidad de la isla ante el cambio climático, debido a su situación geográfica, carácter insular y la importancia del turismo en su economía, junto con nuestro liderazgo internacional, nos obliga a ser parte de la solución y un modelo a seguir. Y para llevar a cabo este plan de acción, contaremos con la valiosa experiencia de The Travel Foundation, una organización líder en el ámbito del turismo sostenible”, concluyó.

Como consejero delegado de SPEL-Turismo Lanzarote, Héctor Fernández, resaltó la tendencia de los turistas de nuestros principales mercados emisores, de elegir destinos comprometidos con esta causa, por eso, debemos consolidar a la isla como un modelo de actuación responsable y un referente internacional en la lucha contra el cambio climático, para lo que contaremos con el apoyo de toda la cadena de valor del sector turístico y la colaboración de The Travel Foundation”.

The Travel Foundation es una organización internacional sin fines de lucro dedicada a la promoción del turismo sostenible. Fundada en 2003, su misión es transformar el turismo para que sea beneficioso para las personas y el medio ambiente en los destinos turísticos alrededor del mundo. La fundación trabaja en colaboración con gobiernos, empresas, comunidades locales y otros socios para desarrollar e implementar prácticas turísticas responsables que fomenten la conservación del entorno natural, el bienestar social y el desarrollo económico equitativo.

El procedimiento que se llevará a cabo para la elaboración de dicho Plan seguirá las cinco vías recomendadas por la Declaración de Glasgow para la Acción Climática liderada por Un Turismo: Medición, Descarbonización, Regeneración, Colaboración y Financiación.

Un plan en 3 fases principales

Fase 1: Planificación y mapeo del destino: A través de investigación documental y análisis de datos disponibles, y utilizando las evaluaciones de riesgo disponibles y respaldadas científicamente, trataremos de comprender y construir una imagen inicial de las emisiones turísticas de Lanzarote e identificando la forma en que el cambio climático está afectando a la industria turística, identificando aquellos puntos donde se pueden realizar reducciones a corto, medio y largo plazo.
Fase 2: Identificación de objetivos y soluciones: Una vez analizada la información requerida durante la primera fase, se procederá al establecimiento de objetivos para el plan, así como la identificación y priorización de acciones. Este ejercicio se realizará de manera colectiva a través de un taller con agentes claves del sector en el que se ayudará a comprender cuáles son los principales riesgos para el sector turístico de la isla, e identificar las soluciones con mayor impacto para alcanzar los objetivos comunes.
Fase 3: Redacción final y Plan de Comunicación. Una vez aglutinada y analizada toda la información recabada tanto en el análisis inicial como durante las sesiones con el sector local, se elaborará una versión del Plan para su aprobación y lanzamiento.

El Pacto Climático de Glasgow

Bajo el lema “Uniendo al mundo para hacer frente al cambio climático”, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) -celebrada en Glasgow (Reino Unido) del 31 de octubre al 12 de noviembre de 2021- reunió a representantes de unos 200 gobiernos con el objetivo de acelerar la acción climática.

El Pacto Climático de Glasgow, firmado por 196 países, incluye por primera vez de forma explícita un compromiso para reducir gradualmente el carbón y pretende alcanzar el objetivo de reducir a la mitad las emisiones del sector en 2030.

En esa línea, el Cabildo de Lanzarote, a través de La Sociedad de Promoción Exterior de Lanzarote (SPEL-Turismo Lanzarote) oficializó el 24 de octubre de 2022 en la isla de Lanzarote su incorporación a la Declaración climática de Glasgow, auspiciada por Naciones Unidas.

 

Nota de Prensa del Cabildo de Lanzarote

Otras Noticias